9 tendencias blockchain para 2019

0

Es indudable que la cadena de bloques aún se encuentra en una etapa inicial de su desarrollo, tanto es así que cuando se la compara con otras tecnologías aún tiene mucho que ofrecer. Sin embargo, su crecimiento durante los últimos años ha sido impresionante y sus soluciones han creado nuevos límites tecnológicos.

El día de hoy, exploraremos las nueve tendencias blockchain para 2019 que deben tomarse en cuenta. La forma en cómo se desarrollen estos aspectos brindará un potencial escenario para esta tecnología en 2020.

9 tendencias blockchain para 2019

1) Cadenas de bloques híbridas

La blockchain híbrida podría ser una de las tendencias a mirar durante este año. Se puede decir que este tipo de cadena de bloque reúne lo mejor de los dos mundos, proporcionando las mejores características de las blockchains públicas y las privadas.

Por ejemplo, una actividad gubernamental no puede descentralizarse por completo a través del uso de una cadena de bloques pública como Bitcoin, Ethereum o Cardano. Sin embargo, eso no impide que se implemente una blockchain privada para determinados servicios, donde es necesaria la interacción con los usuarios.

Precisamente en estos casos, la cadena de bloques híbrida representa una solución ideal para otorgar una solución personalizable, gracias a los atributos de una blockchain privada, y aprovechar los beneficios de seguridad, integridad y transparencia de una blockchain pública.

2) Cadenas de bloques federadas

En términos muy generales, las cadenas de bloques federadas son muy similares a las privadas salvo por un pequeño detalle: en lugar de que una sola organización la controle, existen varias organizaciones (integradas en un consorcio, por ejemplo) que participan en su gestión. En este sentido, el consorcio se encarga de autorizar y proporcionar las credenciales para correr los nodos que la conforman.

Entre los casos de uso más adecuados para las blockchains federadas se encuentran: reclamación de seguros, servicios financieros de todo tipo, gestión de la cadena de suministro y trazabilidad de alimentos, entre otros.

3) Blockchain como servicio (BaaS)

Debido a los costos de tiempo y dinero, es muy complicado para muchas empresas embarcarse en el desarrollo de su propia plataforma blockchain. No siempre es posible crear, mantener y administrar una solución blockchain.

Para resolver este inconveniente, las empresas se pueden valer de Blockchain como un Servicio (BaaS, por sus siglas en inglés), plataformas basadas en la nube que permiten a los usuarios desarrollar sus propios productos, incluyendo aplicaciones descentralizadas, contratos inteligentes y otras soluciones. Mediante esta alternativa, se ahorran la necesidad de configurar, administrar o correr infraestructura blockchain.

Infografía: Cortesía de 101Blockchains.com

Actualmente, existen unas pocas compañías como Microsoft, Amazon e IBM que ya ofrecen este servicio. Es muy probable que durante 2019 aumente el uso de soluciones BaaS. Por lo tanto, las compañías podrán utilizar la tecnología de la cadena de bloques sin preocuparse por tener que realizar una considerable inversión inicial.

4) Interoperabilidad entre las cadenas de bloques

La interoperabilidad entre las cadenas de bloques pretende mejorar el intercambio de información a través de diversas redes o plataformas blockchain, considerando que constantemente surgen nuevas propuestas de valor para diferentes casos de uso, pero que, por lo pronto, no pueden integrarse o bien es demasiado complejo hacerlo.

Sin duda alguna, en el trascurso de este año, seremos testigos de una serie de mejoras en la interoperabilidad de las cadenas bloques. Hoy existen pocas plataformas que ofrecen interoperabilidad, entre las que podemos mencionar Aion, WanChain y BlockNet.

5) Contratos ricardianos

La ejecución de contratos inteligentes es uno de los grandes atributos de las cadenas de bloques porque permiten transformar radicalmente la celebración de acuerdos entre las personas y, eventualmente, inaugurar un nuevo ejercicio del derecho. A pesar de ser la esencia de las aplicaciones descentralizadas, los contratos inteligentes todavía poseen limitaciones de diversa índole, como problemas de seguridad y la incapacidad de ser leídos e interpretados por las personas.

Aquí es donde los contratos ricardianos podrían jugar un rol importante. Ian Grigg, criptógrafo financiero, creó este tipo de contratos para correr en Ricardo, un sistema de transferencia de activo —nombrado en honor al economista inglés David Ricardo, considerado como uno de los más influyentes pensadores de la economía clásica junto a Adam Smith y Thomas Malthus—.

Infografía: Cortesía de 101Blockchains.com

Los contratos ricardianos pueden verificarse y firmarse criptográficamente, al mismo tiempo que pueden ser leídos e interpretados por los individuos. Esto quiere decir que tanto las computadoras como los humanos pueden utilizar estos instrumentos legales sin la necesidad de intermediarios.

6) Tokens de valor (security tokens)

En 2017 y 2018, fuimos testigos del auge y despegue de las ICO como una nueva manera de obtener liquidez para financiar los proyectos en el criptomundo. No obstante, cerca de 80% de las ICO han sido estafas o proyectos fallidos, causando la pérdida de la confianza de los inversionistas. Asimismo, en la gran mayoría de las jurisdicciones alrededor del mundo, las ICO son un mecanismo no regulado de captación de dinero.

En contraste, los tokens de valor son emitidos bajo el respaldo de una oferta de token de valor (STO, en inglés) que si opera bajo una regulación. Por lo tanto, sigue un proceso claro para captar dinero y financiar las startups que trabajan en proyectos blockchain, generando confianza y seguridad en los inversionistas y reduciendo el riesgo de fraude.

Infografía: Cortesía de 101Blockchains.com

Considerando que una STO requiere de administración formal para existir, sus costos administrativos, operativos y legales suelen ser mayores que los de una ICO. Las STO aun no son una opción popular, sin embargo, se espera que a lo largo de este año, las principales casas de cambios de criptomonedas las incluyan en sus portafolios.

7) Monedas estables (stablecoins)

La volatilidad de las criptomonedas dificulta su utiliación diaria. Las monedas estables, a diferencia de las criptodivisas, tienen precios estables por estar respaldadas con garantías o colaterales en monedas fiduciarias, mercancías (ej. oro o petróleo) u otras criptomonedas (ej. bitcoin o ether).

Infografía: Cortesía de 101Blockchains.com

Una de las desventajas de casi todas las monedas estables es que están controladas centralizadamente por una organización, lo cual podría generar desconfianza en los inversionistas. Entre las monedas estables más conocidas podemos encontrar a Thether (USDT), TrueUSD (TUSD), Dai (DAI), USD Coin (USDC), Digix Gold Token (DGX), Corion (COR), Wrapped BTC (WBTC) entre otras.

8) Activos digitales en instituciones financieras

A pesar de que esta tendencia inició con fuerza en 2018, continuará en 2019. Varias empresas de diversos sectores están explorando cómo aplicar la tecnología de la cadena de bloques en sus procesos, pero la industria financiera está apostando cada vez más por el mercado de las criptomonedas, a pesar del contundente bajón que sufrió durante 2018. La razón es tan simple como que son conscientes que las criptodivisas han llegado para quedarse, incluso si no son adoptadas masivamente en el corto plazo.

En este ambiente han surgido interesantes proyectos como el de Fidelity Investments que está construyendo una plataforma de intercambio y almacenamiento de criptoactivos. Otro proyecto que merece especial atención es Bakkt, una plataforma de intercambio y custodia en la que están detrás Intercontinental Exchange —dueño de la Bolsa de Valores de Nueva York—, Starbucks y Microsoft.

9) Mejoras en la privacidad

Es indiscutible que la privacidad es un desafío importante para todas las cadenas de bloques. Actualmente, salvo contadas excepciones, las transacciones que ocurren dentro de estas redes descentralizadas se pueden rastrear fácilmente y las empresas reguladas pueden identificar a los participantes que se registran para convertirse en clientes.

Ningún usuario de alguna cadena de bloques abierta como Bitcoin, Ethereum o Litecoin, por ejemplo, querrá terminar en alguna lista negra de vigilancia de los gobiernos porque alguien, alguna vez, le envío criptomonedas que estuvieron en manos de un criminal en el pasado. Al respecto, es necesario mencionar las características de privacidad que ofrecen Monero y Zcash, así como las nuevas criptomonedas basadas en el protocolo MimbleWimble, Grin y Beam.

Del mismo modo, en el entorno de una cadena de bloques privada, donde los privilegios de acceso son concedidos por la empresa que la controla, la compañía no querrá que sus competidores tengan acceso a a información que se está agregando en su red. Dicho esto, las mejoras de privacidad podrán ser utilizadas para fines comerciales.

El año 2019 traerá ideas innovadoras y disruptivas en torno a la cadena de bloques. Su impacto no ha pasado desapercibido en muchos sectores empresariales. El rol que blockchain está desempeñando en la transformación digital no debe ser subestimado.


Referencias:

Bolaños, J. F. (19 octubre 2018). Contratos ricardianos vs. contratos inteligentes, conoce sus diferencias | Parte 1 – Steemit. Recuperado de http://bit.ly/2EBOsjc

Bussmann, O. (13 diciembre 2018). 4 Major Blockchain Trends to Watch for in 2019. Recuperado de http://bit.ly/2SgTWHC

Lichtigstein, A. (30 diciembre 2018). Top 7 Blockchain Technology Trends to Watch in 2019. Recuperado de http://bit.ly/2SdnfL4

Reed, E. (24 enero 2019). Best Stablecoins, Rated and Reviewed for 2018. Recuperado de http://bit.ly/2SfuUZ9

Wouters, S. (Sin fecha). 8 Blockchain Business Trends in 2019. Recuperado el 5 de febrero de 2019 de http://bit.ly/2SbepgW

Deje un Comentario

Su correo electrónico no será publicado.