Diferencia entre criptomoneda y moneda digital

Ahora pensamos en términos de números en lugar de monedas o billetes de papel

0
Uno de los muchos beneficios de Internet es el desarrollo de nuevos tipos de monedas. A diferencia de las facturas en papel tradicionales, estas monedas han transformado la forma en que se está realizando el intercambio de valores. En el mundo de hoy, no es raro escuchar frases como “moneda digital” y “criptomoneda”. Estas palabras emanan la misma reacción en la mayoría de las personas, puesto que piensan que están estrechamente relacionadas o significan lo mismo. ¿Hay alguna diferencia entre la moneda digital y la criptomoneda? ¿Qué es? Vamos a profundizar más. La palabra criptomoneda ha generado gran frenesí y ha atraído a muchos suscriptores dedicados en los últimos tiempos. De hecho, una cantidad considerable de novatos se unen diariamente al tren con la esperanza de ganar dinero. Aclarar en qué se diferencian de las monedas digitales ayudará a los entusiastas digitales a tomar decisiones más informadas. En este post, vamos a dar una respuesta a la pregunta básica; ¿Cuál es la diferencia entre criptomoneda y moneda digital?

¿Qué es moneda digital?

Al igual que una moneda fiduciaria estándar, una moneda digital no tiene equivalencia física almacenada en forma de efectivo u oro. Solo están hechas de números y dígitos arbitrarios guardados en la cuenta de las personas. Si bien puede que no parezca apropiado tener solo cifras aleatorias en la pantalla de la computadora que le indiquen cuánto posee, le puede interesar saber que aproximadamente el 90 % de todas las monedas existen en esta forma. Como en el caso del efectivo tradicional, las monedas digitales se aceptan como moneda de curso legal y pueden utilizarse para comprar bienes y servicios. Se puede transferir entre cuentas y esto es especialmente fácil de completar teniendo en cuenta la naturaleza digitalizada. Aunque estas monedas son de naturaleza digital, pueden intercambiarse por efectivo físico. Los servicios de transacciones tipo banca por Internet, tarjetas de crédito y PayPal hacen uso de la moneda digital. Al ser digitales, no están restringidas por fronteras geográficas y se pueden utilizar para transacciones en cualquier parte del mundo.

Criptomoneda: una forma de moneda digital

En esencia, las criptomonedas son un subconjunto de monedas digitales. Surgieron para abordar el problema de la centralización, la mala política de privacidad y los problemas de seguridad asociados con las monedas digitales convencionales. Las criptomonedas utilizan un libro de contabilidad descentralizado. Esto significa que las transacciones realizadas por usuarios de criptomonedas no son supervisadas, reguladas o auditadas por un organismo autoritario. Dado que las criptomonedas emplean la criptografía para la comunicación, ofrecen un sistema de seguridad sólido que resulta difícil de romper. Algunos ejemplos de criptomonedas comunes son bitcoin —la criptomoneda con mayor capitalización de mercado—, ether, litecoin, dogecoin, entre otras. Algunas de estas monedas alternativas aún están en su etapa inicial, por lo que se asocian con la inestabilidad del mercado y no son aceptadas ampliamente como moneda de curso legal.

¿Cuál es la diferencia entre criptomoneda y moneda digital?

Estas formas de monedas son inherentemente similares. Sin embargo, su similitud se convierte en características distintas cuando se examinan de manera más crítica. Estas son algunas de las principales diferencias entre la moneda digital y la criptomoneda:
1. Descentralización vs. centralización
Al igual que el sistema bancario tradicional, la mayoría de las monedas digitales están reguladas por organismos como la Reserva Federal de Estados Unidos u otras entidades gubernamentales designadas. Es decir, las transacciones se supervisan constantemente y su valor está determinado por las entidades reguladoras. Por otro lado, las criptomonedas están totalmente descentralizadas. Esto significa que ninguna institución está reservada para regularlos. Las reglas son establecidas por su comunidad. Como resultado, la viabilidad de una criptomoneda depende en gran medida de la fortaleza que su comunidad pueda reunir.
2. Privacidad
La privacidad en este sentido se refiere a la capacidad de ocultar la información del propietario de la cuenta. Con las monedas digitales, esto es prácticamente imposible. Para abrir una cuenta digital, debe cargar su foto y completar sus datos personales; para hacer uso de servicios como PayPal, debe proporcionar su nombre y dirección. Por lo tanto, puede ser fácilmente rastreado. Por otro lado, no necesariamente tiene que revelar ninguna información personal al abrir una billetera para el comercio de criptomonedas. De hecho, las monedas como Dash están disponibles para proporcionar un anonimato completo, y esta es una de las razones por las que las criptomonedas se utilizaron ampliamente en la web oscura.
3. Transparencia
El marco de las monedas digitales solo permite que las entidades aprobadas tengan acceso a la información de la transacción. La información sobre las transacciones que no están directamente conectadas con un usuario no es visible para este. Por otro lado, las transacciones de criptomonedas se ponen a disposición del dominio público, a pesar de que las personas detrás de las transacciones son desconocidas. De esta manera, usted puede monitorear personalmente cuánto dinero hay en el sistema.
4. Marco legal
La mayoría de las monedas digitales están respaldadas por una autoridad central reconocida. El contar con el apoyo legal del gobierno y la institución financiera establece su uso y aceptación general. En contraste, las criptomonedas no están respaldadas por ninguna tipo de agente reconocido. Como consecuencia, aún no están plenamente aceptadas como moneda de curso legal en todo el mundo.
5. Dominio
Debido a su reconocido respaldo, las monedas digitales son aceptadas en todo el mundo. La realización de transacciones con moneda digital no está restringida por fronteras geográficas, raza o incluso sistemas de creencias. Las criptomonedas, por otro lado, son solitarias. Solo son aceptadas por un pequeño grupo de instituciones y, en comparación con otras monedas digitales centralizadas, su popularidad no se mide. Sin embargo, los analistas plantean que esto cambiará pronto y las regulaciones gubernamentales serán más favorables hacia las criptomonedas.
6. Interferencia de transacciones
Dado que las transacciones son monitoreadas por las autoridades centrales cuando se utiliza efectivo digital, pueden fichar fácilmente las transacciones sospechosas o incluso congelar temporalmente una cuenta a petición del propietario. Esto hace que la transacción sea reversible. En cambio, una vez que se completa una transacción con criptomoneda, se agrega automáticamente a la cadena de bloques y es siempre irreversible.
7. Fluctuación del valor
Para las monedas digitales, su valor está determinado y regulado por las instituciones financieras. Esto hace que la moneda sea relativamente estable. Las criptomonedas, por otro lado, no están reguladas. Esto los hace altamente volátiles y susceptibles a leves cambios de comportamiento en su comunidad.

El punto de fusión entre moneda digital y criptomoneda

Teóricamente, tener un sistema de moneda que goce de la estabilidad asociada con las monedas digitales, así como de la privacidad y seguridad que ofrece la criptomoneda, suena muy atractivo. Aunque la moneda digital y la criptomoneda se crearon para intercambiar valor, operan de una manera fundamentalmente diferente. Esto significa que su intersección puede ser imposible o, en el mejor de los casos, extremadamente difícil. La complejidad surge por la disyuntiva entre tener un sistema estable y uno que no esté regulado. Algunas características podrían, quizás, integrarse para generar la mejor moneda digital jamás conocida por el hombre. Según los expertos, las características principales deben ser: seguridad, descentralización y aprobación del gobierno. 

Conclusión

Es sorprendente cómo hemos hecho la transición del “efectivo” al dinero electrónico en menos de medio siglo. Con las monedas digitales dominando nuestro mundo actual, ahora pensamos en términos de números en lugar de monedas o billetes de papel. Se espera que los analistas financieros aprovechen los beneficios de las monedas digitales tradicionales y las criptomonedas para mejorar aún más su usabilidad. La versión original escrita en inglés por George Shnurenko se publicó en U°Today.

Deje un Comentario

Su correo electrónico no será publicado.