Cómo los carteles pueden controlar EOS, parte 2

Hay evidencia de una alianza que va más allá de lo especulativo

0

La primera parte de este artículo menciona la problemática actual a la que se enfrenta EOS por su sistema de gobernanza y producción de bloques, así como una breve explicación del funcionamiento de la red. 

El cartel de productores de bloques

En septiembre, se reveló un documento del productor de bloques e intercambio chino Houbi, donde se mostraba que estaban vendiendo y negociando votos con otros productores de bloques. El documento hace público como Huobi vota a favor de 20 productores de bloques y 16 de ellos le retribuyen. Además, existe pruebas de que Huobi votó por un productor de bloques a cambio de 150 EOS y 50% de las ganancias resultantes.

Al momento de ese incidente, parece que siete de estos mineros no poseían nodos públicos, sitios web, información de pertenencia ni interacción de nodos —características exigidas por la comunidad para converstirse en un productor de bloques—.

A pesar de que este tipo de coaliciones van en contra de la constitución de EOS, ninguna de las cuentas involucradas en la conspiración han sido llevadas a juicio, lo cual ha elevado más dudas acerca de la efectividad en el proceso de gobernanza de EOS.

La prueba está en los votos

Al analizar los parámetros de votación de EOS, observar las billeteras de los productores de bloques y la correlación entre los votos y los diferentes candidatos, es posible deducir cuáles son las alianzas dentro del sistema EOS.

Al examinar las 200 cuentas EOS con más fondos, se puede determinar qué cuentas están en manos de los productores de bloques. Luego, revisando los antecedentes judiciales y los votos vinculados a estas cuentas, es relativamente sencillo determinar los productores de bloques que forman parte de una coalición. Para entender la verdadera dimensión y gravedad de esta alianza se requiere de mayor investigación. CryptoSlate justamente ha anunciado que iniciará esta investigación el próximo mes.

Utilizando un conjunto de datos limitado, es evidente que muchos de los votos emitidos por productores de bloques deshonestos son negociados con otros productores de bloques deshonestos. También se ha visto que Intercambios como Huobi y Bitfinex votan por ellos mismos con tokens almacenados en sus respectivos destinos de depósito —no está claro si esto se realiza con el permiso de los usuarios—.

Uno de los productores de bloques, Cochainworld, recibió solamente 2.000 votos con un tamaño promedio de votos de 46.000 EOS ($240.000). Esto, en comparación con la media de 14.000 votos. La alta concentración de EOS por voto indica que muchos de estos fueron emitidos por el mismo grupo de personas o comprados por poseedores de grandes cantidades de tokens.

Los productores de bloques ya tienen un enorme poder dentro de esta red. Lo que estos números sugieren es que EOS está gobernada por una plutocracia de cuentas millonarias.

Cómo los productores de bloques pueden destruir EOS

Lo más alarmante es que los productores de bloques tienen el poder para posicionarse. Si las partes que conforman EOS actúan para complacer sus propios intereses y maximizar sus ganancias, entonces, reducirán la seguridad de la red.

Uno de los poderes que tienen los productores de bloques es incluir cuentas en la lista negra y congelarlas, lo cual permite que puedan retrasar el acceso a sus oponentes. Todo lo que necesitará un productor de bloques es crear una cuenta anónima y expedir una solicitud de arbitraje en contra de su oponente. Luego, mientras el caso está siendo adjudicado, los fondos son generalmente congelados por el mediador. ¡Violá! El oponente quedó efectivamente silenciado.

Otro recurso de poder es la autoridad sobre las actualizaciones de EOS. Si 15 de 21 productores de bloques votan para ejecutar un cambio, ese cambio se convierte en ley dentro de EOS. Pese a que Block.one es el agente que principalmente propone cambios, no hay nada que detenga a los productores de bloques de introducir sus actualizaciones a EOS. Sin lugar a dudas, los mineros votarán a favor de los cambios que les beneficie y les permita mantener su dominio.

Además, existe transparencia limitada con respecto a cómo opera el protocolo de EOS. No hay garantía de que los productores de bloques estén haciendo correr a la versión de software adecuada. Mucha de la seguridad en EOS depende de la aplicación social de su constitución y de las reglas sociales de la plataforma. En consecuencia, se genera una ausencia de aplicación normativa por medio de algoritmos o criptografía como en las otras cadenas de bloques. En un próximo artículo se expondrá con mayor profundidad las diferencias y un análisis relacionado a ellas.

Block.one vota por combatir la coalición

Los desarrolladores iniciales de EOS están tratando de evitar estas alianzas. En una publicación de Medium, Brendan Blumer, CEO de Block.one, argumenta su voto en contra de la coalición:

Estamos al tanto sobre las denuncias relacionadas con la votación irregular de los productores de bloques que aún no han sido confirmadas, así como las declaraciones subsecuentes rechazando los primeros enunciados. Creemos que es importante garantizar un proceso electoral libre y democrático en EOS y debemos, mientras cconsideremos apropiado, votar con otros poseedores de tokens para reforzar la integridad de este proceso.

A pesar del comentario de Blumer, sigue siendo preocupante que una autoridad central como lo es Block.one deba dar un paso al frente para garantizar la seguridad de EOS.

Qué significa para EOS

EOS es una innovación profunda en los ambitos de la gobernanza descentralizada y la programación. La plataforma ofrece una solución única para los problemas de escalabilidad y consenso que enfrentan otras cadenas de bloques. La prueba de participación delegada (DPoS) fue alabada como la cura para los cuellos de botella que desafían la utilidad de las demás blockchain. Pero en este sistema, la votación determina qué grupo de personas controla la red EOS.

Para la longevidad de EOS, es fundamental que los productores de bloques mantengan un comportamiento adecuado. La supervivencia de EOS se basa en el supuesto de que los actores malos serán consistentemente rechazados en el proceso de votación si es que llegan a actuar de manera maliciosa.

No obstante, dado el nivel de concentración de los mayores poseedores de tokens, existe un fuerte incentivo financiero para hacer más complejo la remoción de los productores de bloques. Si no se toma acciones, estos agentes se convertirán en un cartel tóxico para la red.

Para combatir estos carteles, es importante que la comunidad se junte, vote, con el fin de crear políticas que exijan una rendición de cuentas a quienes están en el poder y participe activamente en el proceso de gobernanza.

Actualización del 16 de noviembre: Los productores de bloques no pueden censurar una cuenta con una mayoría 15/21. Necesitan llegar al consenso entre los 21 mineros.

¿Te gustó el artículo? ¡Puedes apoyar a Paz Gómez en Patreon!

Deje un Comentario

Su correo electrónico no será publicado.