Piensas que el dinero es real, por eso no comprendes a bitcoin

Las monedas fiduciarias no pasan de ser una ilusión ampliamente difundida y aceptada

0

Nunca falta el comentario de alguien que, haciendo alarde de sus conocimientos, manifiesta que bitcoin es una ilusión, una suerte de alucinación masiva o un espejismo que ha dado lugar a una burbuja que estallará estrepitosamente. Afirman que no está respaldado por nada más que por la fe y la confianza de los ingenuos. Y bueno, esas afirmaciones son ciertas, en efecto, bitcoin no está respaldado por nada.

Lo que es mucho más complicado de entender es que las monedas fiduciarias —aquellas que son emitidas por los Estados a través de los bancos centrales— también son una ilusión. Este dinero soberano no es más que una serie billetes, monedas y cuentas electrónicas sin respaldo que circulan entre las cuentas bancarias de las personas y los estados financieros de los bancos públicos y privados.

El hecho de que existan físicamente en forma de monedas metálicas o billetes de papel no significa que gozan de un respaldo y valor intrínsecos. En otras palabras, los dólares estadounidenses, pesos colombianos, francos suizos, soles peruanos y bolívares venezolanos no están respaldados por otra cosa más que la fe y confianza de muchos otros ingenuos que acuerdan voluntaria o involuntariamente utilizarlos como un medio de pago.

Mira también: Las criptomonedas nos protegen de la inflación

Crees que el dinero es real, por eso no entiendes a bitcoin

En el caso del dólar estadounidense, alrededor del 90% del circulante es digital — o abstracto—, es decir, no existe de una forma tangible. James Surowiecki informó en 2012 que “solo alrededor del 10% de la oferta monetaria de Estados Unidos, existe en forma de billetes y monedas”.

Vale comentar que el concepto de moneda digital no es nuevo. Empezamos a utilizar este tipo de dinero durante la década de 1970 cuando la tecnología informática hizo posible que los bancos den el gran salto del mundo análogo al digital.

Lo preocupante es que la imprenta de dólares que se encuentra a cargo de la Reserva Federal — el banco central estadounidense— puede imprimir dinero a voluntad, así como también los bancos privados gracias a la banca de reserva fraccionaria respaldada y garantizada por la ley. Se calcula que la oferta monetaria se ha multiplicado 50 veces desde 1959 hasta 2017.

Los gobernantes tienen la irresistible e histórica tentación de fabricar dinero de la nada. Un resultado evidente de esta creación inorgánica e irresponsable de dinero es la inflación: el poder de compra de $1 en 1959, hoy es un poco menos de 12 centavos.

Nunca se ha hecho algo así en la historia de la humanidad. Esta invención [bitcoin] es realmente revolucionaria. Es un momento histórico en las ciencias de la computación, pero también en las ciencias sociales, políticas y económicas. – Andreas Antonopoulos

Precisamente, como respuesta a la emisión abusiva de dinero por parte de los gobiernos —así como de las graves consecuencias que esta situación acarrea— y a la severa crisis económica mundial que ocurrió en 2008, bitcoin vio la luz en enero de 2009. En este momento se minó el bloque génesis de la blockchain Bitcoin. Después de que se mine el bitcoin número 21 millones — en algún momento de mayo de 2140—, el sistema ya no producirá ni uno solo más.

Mira también: ¿Qué sucederá cuando se emitan los 21 millones de bitcoins?

La innovación detrás de Bitcoin

El dinero es la tecnología más antigua creada por la humanidad, se cree que precede a la invención de la escritura. En la historia del dinero han existido seis cambios o avances fundamentales: trueque, abstracción de valor — conchas, piedras, cuentas, plumas, sal—, metales y piedras preciosas, dinero de papel, dinero plástico y digital.

Bitcoin no es una organización ni una empresa, es un protocolo como el Internet. No tiene dueño, es una red distribuida de computadores que operan a través de un algoritmo matemático de consenso que establece las reglas del juego, procesa y valida las transacciones.

Bitcoin no es dinero, no es un sistema monetario, no es una compañía, no es un producto, no es un servicio al que te afilias. El dinero es su primera aplicación. Es el concepto de la descentralización aplicado a la comunicación de valor.

Dicho esto, la verdadera y más importante innovación es la creación de la escasez digital, traducida en la imposibilidad de generar copias ilimitadas de cualquier tipo de archivo digital. Bitcoin fue la primera criptodivisa que se aprovechó de esta invención. Otras innovaciones como los tiempos de confirmación más rápidos, los algoritmos de consenso e incluso la privacidad, palidecen frente a la inmensa innovación que está detrás de BTC.

Mira también: Bitcoin: superando las barreras de confianza y adopción

Diferencias entre bitcoin y el dinero fiduciario

En principio, debemos tener muy claro que bitcoin funciona de manera similar a las monedas fiat, puesto que es un medio de pago y posee las tres funciones básicas del dinero:

  1. Unidad de cuenta
  2. Depósito de valor
  3. Medio de intercambio

La segunda característica es la que más se ha deteriorado en el caso de las monedas fiduciarias. Estas han perdido paulatinamente la propiedad de depósito de valor porque los gobiernos, ante la imposibilidad de subir ilimitadamente los impuestos para cubrir sus elevados déficits fiscales, acuden a la impresión indiscriminada de dinero.

Entonces, surgen devaluaciones e inflación, que se traducen en la pérdida del valor de la moneda y la reducción de la capacidad adquisitiva. Como referencia, la moneda de posguerra con mejor desempeño, el marco alemán, perdió el 71% de su valor desde 1949 hasta 1995 —cuando Alemania adoptó el euro—. En el mismo periodo, el dólar estadounidense perdió el 84% de su valor.

En la segunda parte de este ensayo seguiremos hablando sobre las diferencias entre bitcoin y el dinero fiduciario y sus implicaciones en la economía. Asimismo, plantearemos cuál debería ser el precio «justo» de bitcoin y aclararemos si esta criptodivisa es un fraude.

¿Te gustó el artículo? ¡Puedes apoyar a Juan F. Bolaños en Patreon!

Deje un Comentario

Su correo electrónico no será publicado.