Cómo blockchain empodera a los refugiados

Esta tecnología podría ofrecer varias formas de mejorar la adaptación de los migrantes

0

Aproximadamente, 244 millones de personas viven fuera de su país de origen. Las razones de su traslado son diversas, desde búsqueda de estabilidad económica o demanda de diferentes trabajadores hasta huír de las guerras. Actualmente hay más de 65 millones de personas desplazadas a la fuerza por algún conflicto, y muchas de las cuales terminarán migrando permanentemente.

Estas personas vulnerables enfrentan varios desafíos cuando se instalan en sus nuevas vidas. Uno de ellos es la barrera del idioma y la cultura entre su país de origen y el nuevo. También necesitan vivienda, educación, apoyo comunitario, atención médica, asistencia social y empleo. Los inmigrantes de Australia han reportado dificultades incluso para alquilar una casa, debido al rechazo de los propietarios.

Algunos migrantes tienen poca o ninguna experiencia en mantener una casa y administrar un presupuesto. La cultura puede ser completamente diferente a la de origen, por ejemplo, los roles de género pueden ser distintos a los que están acostumbrados. Es posible que hayan sido altamente calificados en su país de origen, solo para mudarse a un nuevo país y descubrir que sus habilidades ya no son reconocidas.

“En casa, era abogado y defendía grandes causas y los derechos humanos, pero aquí ni siquiera puedo defenderme por el lenguaje”, relata un migrante iraquí.

Imagen: ACNUR

¿Cómo podría la tecnología blockchain ayudar a estos inmigrantes a integrarse y sentirse parte de la comunidad?

Las identidades digitales únicas (UDID, por sus siglas en inglés) son una forma de otorgar a los migrantes una identidad que no puede ser pirateada o robada. Las UDID usan una serie de puntos de datos biométricos como una solución de identidad electrónica para personas indocumentadas, con el fin de distribuir recursos de una manera más eficiente y mejorar la seguridad de los fondos tanto públicos como privados para los migrantes.

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) comenzó a utilizar la tecnología de escaneo del iris para permitir a los refugiados sirios y donantes acceder a las donaciones de comida hace unos años. De esta forma, ellos pueden pagar los alimentos en un supermercado o tener acceso a las raciones mediante el escaneo de su iris, en lugar de darles efectivo o cupones que pueden ser extraviados o robados.

Según la PMA, “una vez que un comprador escanea su iris, el sistema se comunica automáticamente con la base de datos de la Agencia de la ONU para los refugiados (ACNUR)”. A continuación, “confirma su identidad, verifica el saldo de la cuenta con Jordan Ahli Bank y Middle East Payment Services y luego confirma la compra e imprime un recibo; todo en segundos”.

El PMA también utiliza la misma tecnología en otros países para asegurarse de que están entregando alimentos a la persona adecuada.

Este es un avance increíble en la tecnología, y es muy positivo que el PMA haya tomado esta iniciativa. Las cadenas de bloques podrían mejorar aún más la técnica de escaneo del iris. La naturaleza inmutable y transparente de blockchain daría a las organizaciones una manera de asegurarse de que las personas no estén engañando al sistema y duplicando los beneficios, sin exponer sus datos.

Utilizando identidades únicas digitales para la descentralización

Las UDID podrían usarse para descentralizar un programa de educación e integración.

Por ejemplo, un trabajador social crea una UDID para un migrante recién llegado. El migrante se inscribe en clases de inglés y, a medida que completan las clases y los exámenes —ya sea de forma remota o presencial—, escanean su progreso mediante su UDID. El maestro recibe un pago por un programa proporcionado por el gobierno o mediante donaciones utilizando una plataforma blockchain.

También podría haber opciones para inscribirse en programas vocacionales, cursos para ampliar sus cualificaciones y habilidades laborales o de vida —por ejemplo, lecciones sobre presupuestos—. Todo estaría registrado en una plataforma descentralizada.

Se podría instaurar un programa de capacitación que, a cambio de aprender nuevas habilidades —que se registrarán en la cadena de bloques vinculadas a su UDID—, los refugiados serán recompensados con pagos en efectivo.

Las personas desplazadas debido a la guerra, la persecución política o el colapso económico pueden enfrentar problemas con sus registros personales, entre otros, los registros educativos. Una serie de circunstancias pueden hacer que las instituciones educativas pierdan el historial de la educación.

Almacenar registros educativos en blockchain significaría que están permanentemente accesibles desde cualquier parte del mundo usando la UDID. Por lo tanto, si un refugiado tuvo que huir por razones políticas, el gobierno no puede simplemente eliminar o destruir estos registros. Si la empresa educativa quiebra en una crisis económica, aún es posible obtener registros educativos. En el caso de guerra, los registros ya no se destruirán o perderán para siempre si un edificio colapsa, por ejemplo.

Si los ciudadanos hicieran un registro de identidades biométricas para adjuntar estos datos, así como pasaportes y licencias, el proceso de identificación mundial sería mucho más rápido y más fácil.

Facilitación de pagos

Blockchain puede ayudar a facilitar los pagos directos, que provienen de programas gubernamentales o de cualquier tipo de donaciones. También podría facilitar los microcréditos que no solo beneficiarían a familias y personas al corto plazo, sino que también les permitiría elegir opciones de vida sostenibles y generar riqueza.

Blockchain es el futuro

Blockchain es el futuro y otorgará ventajas a las personas en muchos aspectos de la vida. Asimismo, está claro que blockchain podría ayudar a los refugiados y migrantes en su transición a convertirse en miembros productivos de su nueva sociedad.

La versión original en inglés escrita por Little Phil se publicó en Medium.

¿Te gustó el artículo? ¡Puedes apoyar a Héctor Ruilova en Patreon!

Deje un Comentario

Su correo electrónico no será publicado.