ChainLink: solución a la conectividad de los smart contracts

0

Si has usado contratos inteligentes, te habrás dado cuenta de ciertas limitaciones. Una de ellas es la restricción de conectividad con recursos externos de datos o de pago, como dinero fiduciario o red de pagos electrónicos. Si pactas un negocio mediante la tecnología de smart contracts, en lugar de Neteller o Visa, harás transacciones con la criptomoneda nativa de la blockchain escogida.

Si bien esto se debe al mecanismo de consenso en la cadena de bloques, la adopción de criptomonedas todavía es mínima a nivel global. No todos los empresarios o inversionistas están dispuestos a utilizar criptomonedas, por lo que se requiere de herramientas digitales adicionales para facilitar el uso de sistemas de pago comunes.

A estos programas que ejercen como intermediario se les conoce como oráculo, sin embargo, su gestión permanece centralizada. ChainLink, una iniciativa que surgió a finales del año pasado, pretende tomar la posta en este rol dentro del ecosistema de contratos inteligentes, debido a que es el primer oráculo descentralizado en el mercado.

ChainLink tuvo tal aceptación que recaudó $32 millones durante su ICO, lanzada el 19 de septiembre de 2017, y obtuvo el compromiso de 19,000 personas para operar los nodos. “Incluso si se redujera este gran grupo inicial, esperamos ser capaces de tener una cantidad de operadores de nodos lo suficientemente grande para ofrecer un oráculo con red descentralizada”, confesó el CEO de ChainLink, Sergey Nazarov.

ChainLink opera sobre Ethereum y su token, LINK, es del tipo ERC-20 con funcionalidad adicional ERC-667. Esta última permite que, además de transferir los tokens mediante el contrato, se identifique el propósito de la transferencia y se ejecute la función correspondiente. Para conocer a profundidad el proyecto, te recomiendo leer su libro blanco.

Libre intercambio entre proveedores

Para formular un smart contract, se necesita proporcionar datos concretos y definir los términos del acuerdo de tal forma que se ejecute automáticamente, pero de forma coherente con el mundo real. Con ChainLink, ahora es posible conectar al contrato con insumos de datos o sistemas de pago.

Imagen: Chain.Link

Por ejemplo, si quieres pagarle a una compañía en criptodivisas pero esta solo acepta euros o libras esterlinas, ChainLink te permitirá hacer la transacción en ether y, al concretar el acuerdo, esa entidad recibirá el pago en la moneda de su elección. Asimismo, si deseas proporcionar información geográfica al contrato inteligente, ChainLink facilitaría la conectividad.

Nazarov plantea que justamente la interacción entre los distintos recursos digitales disponibles es lo que ha hecho exitosa a Uber, que incorpora datos de GPS, mensajería instantánea y canal de pagos a su servicio. Asimismo, considera que los contratos inteligentes deben simplificar procesos y hacer a las nuevas tecnologías más intutivas para el manejo de los usuarios finales.

Uno de los pioneros en el campo de los contratos inteligentes, OpenLaw, ya ha consolidado una alianza con ChainLink. Con su lema: “Imagina un mundo donde cada ser humano puede participar libremente en un sistema legal justo”, OpenLaw buscan demostrar cómo las monedas que utilizamos en nuestras vidas podrían facilmente ser utilizadas con cláusulas de pagos que se autoejecutan en contratos legales.

Creación de contratos inteligentes útiles

La red de ChainLink espera tener gran número de oráculos prefabricados que faciliten el acceso a todos los recursos externos que un contrato pueda necesitar para imitar los acuerdos del mundo real. Llegados a este punto, podríamos preguntarnos de qué serviría utilizar estos servicios si lo normal dentro de un ambiente criptográfico es utilizar criptomonedas.

Como dije antes, la aceptación de las criptodivisas es mínima. Muchísimas firmas y personas le temen a la volatilidad del criptomercado, a las regulaciones alrededor de ellas y no comprenden a profundidad el funcionamiento y atributos de las nuevas tecnologías.

ChainLink utiliza la tasa de intercambio para ether en tiempo real cuando el código que se autoejecuta en un contrato inteligente haga un pago. Esto asegura que el precio acordado se mantenga a pesar de los altos y bajos en la cotización de mercado. La conectividad entre contratos inteligentes y oráculos que propone ChainLink resuelve en gran medida éste obstáculo para aumentar la adopción.

Los contratos inteligentes pueden resultar una herramienta disruptiva en el entorno de acuerdos e intercambios entre personas, dado que eliminan la centralización y rompen barreras que antes parecían inconcebibles. La constante innovación tecnológica está demostrando que se pueden potenciar los smart contracts para lograr este cometido.

Cuéntanos qué te ha parecido el proyecto de ChainLink y la forma en la que sus creadores quieren innovar en el ámbito de los contratos inteligentes. Deja tu opinión en los comentarios.

¿Te gustó el artículo? ¡Puedes apoyar a Ricardo Florentino en Patreon!

Deje un Comentario

Su correo electrónico no será publicado.