Conoce sobre el proyecto Plasma de Ethereum, parte I

0

A pesar de que ya hemos hablado antes del proyecto Plasma, he visto la necesidad de profundizar ciertos conceptos relacionados a esta interesante implementación de Ethereum.

La escalabilidad de las diferentes cadenas de bloques es un tema que preocupa sobremanera a sus desarrolladores y usuarios. Exiten ya algunas propuestas de escalabilidad como SegWit y Lightning Network en Bitcoin, pero en Ethereum el panorama es algo más sombrío.

Dentro de la comunidad de Ethereum, todavía no se ha llegado a un consenso sobre su implementación. En una publicación anterior, hablamos sobre «sharding» o fragmentación de datos como una alternativa para escalar Ethereum. El sharding es un tipo de partición que separa las bases de datos grandes en porciones más pequeñas, más rápidas y más sencillas de gestionar.

En términos generales, la solución que han encontrado las cadenas de bloques para asegurar la honestidad y validez de las transacciones que se registran y procesan ha sido que cada participante valide la cadena de bloques por sí mismo. Para aceptar un nuevo bloque y asegurar que la información que contiene es fiable y correcta, se requiere de la verificación completa del mismo.

Muchos esfuerzos para escalar la capacidad transaccional de la cadena de bloques —como Lightning Network— requieren el uso de compromisos de tiempo para construir una obligación de fidelidad —un acuerdo de afirmación y desafío—. De este modo, los datos transmitidos quedan sujetos a un período de disputa, en el cual los participantes de la cadena de bloques pueden asegurarse del estado de la red.

Si el estado es incorrecto, otro observador puede proporcionar una prueba que desafíe esta afirmación antes de un lapso acordado. En el caso de un comportamiento fraudulento o defectuoso, la cadena de bloques puede penalizar al usuario malicioso. Este mecanismo permite que los participantes interesados ​​puedan afirmar verdades básicas a participantes no interesados ​​en la cadena de bloques principal.

El 10 de agosto de 2017, Vitalik Buterin y Joseph Poon publicaron un borrador inicial del proyecto Plasma. A medida que se hace necesaria la implementación de una solución de escalabilidad para Ethereum, es conveniente que veamos más de cerca a esta iniciativa. Plasma comparte algunas similitudes con Lightning Network de Bitcoin, por lo que recomendamos leer este artículo primero para comprender de mejor manera ciertos conceptos esenciales.

¿Qué es Plasma?

De acuerdo al borrador inicial del proyecto, Plasma permitirá la ejecución de contratos inteligentes a una frecuencia significativa de actualizaciones estatales por segundo —miles de millones, potencialmente—, permitiendo el desarrollo de aplicaciones financieras distribuidas alrededor del mundo.

Plasma propone una nueva solución de escalabilidad que podría permitir a Ethereum aumentar drásticamente su umbral de procesamiento de transacciones. De la misma forma que los canales de pago de Bitcoin en Lightning Network, Plasma es un mecanismo que permite la ejecución de transacciones a gran escala fuera de la cadena principal de Ethereum. En este sentido, Plasma y Lightning Network, por ejemplo, representan un nuevo conjunto de tecnologías que operan con seguridad fuera de las cadenas de bloques.

Plasma permite la creación de cadenas de bloques hijas que se encuentran unidas a la cadena principal de Ethereum. Estas cadenas hijas pueden generar cadenas nietas; estas, a su vez, cadenas bisnietas y así sucesivamente. En resumen, Plasma consta de muchas cadenas de bloques ramificadas vinculadas a una cadena de bloques principal.

La ejecución de contratos inteligentes y dApps permanecerá tal y como ocurre actualmente, con la diferencia de que a través de Plasma, solo se transmitirán las transacciones completas a la cadena principal de Ethereum. Pensemos como un árbol cuyo tronco es la cadena principal y sus ramas las cadenas laterales o hijas, las que periódicamente transmiten información a la cadena principal.

Esto permite que se puedan realizar operaciones más complejas en las cadenas hijas de lo que hoy es posible hacerlo en la cadena principal, por ejemplo, aplicaciones con miles de usuarios al mismo tiempo. Plasma permite que las cadenas hijas funcionen más rápido y con tarifas más convenientes que la cadena principal, ya que las transacciones no necesitan ser replicadas en la cadena de bloques principal de Ethereum.

¿Por qué es necesaria la implementación de Plasma?

Si es que pretendemos que blockchain y las criptomonedas empiecen a tener aplicaciones en el mundo real, la escalabilidad es un problema medular que debe resolverse.

Desafortunadamente, en su estado actual, las dos principales cadenas de bloques, Bitcoin y Ethereum, todavía son bastante limitadas en cuanto a la cantidad de transacciones que pueden procesar. Esta condición da como resultado que la ejecución de una sola aplicación pueda causar el colapso de la cadena de bloques.

Estos problemas de escalabilidad limitan seriamente la competitividad de la cadena de bloques frente a los sistemas centralizados como Visa. Mientras este sistema de pagos y emisor de tarjetas de débito y crédito tiene la capacidad de procesar más de 2.000 transacciones por segundo (tps), Ethereum tiene un límite de 15 tps y Bitcoin 7 tps.

En la segunda parte conversaremos sobre cómo funciona Plasma, sus beneficios e inconvenientes y cuándo se va a implementar en la mainnet de Ethereum.

¿Te gustó el artículo? ¡Puedes apoyar a Juan F. Bolaños en Patreon!

Deje un Comentario

Su correo electrónico no será publicado.