¿Qué sucederá cuando se emitan los 21 millones de Bitcoins? Parte I

0

Puede resultar incomprensible que una moneda tenga un límite de emisión cuando los gobiernos nos han mal acostumbrado a depender de dinero que puede ser producido arbitraria, indefinida e irresponsablemente por el simple capricho de los políticos que se encuentran en el poder. Para muchos entendidos, esta desmesurada impresión de dinero es una de las causas de los ciclos económicos que, cada cierto tiempo, nos traen gravísimas crisis económicas en las que se destruye la riqueza.

El 3 de enero de 2009 a las 18:15 GMT, según palabras de Andreas Antonopoulos —gurú de Bitcoin y las criptomonedas—, ocurrió un hito en la historia de las ciencias informáticas, económicas y sociales: se terminó con el monopolio de emisión monetaria que estaba exclusivamente en manos de los gobiernos a través de los bancos centrales. Aquel día sucedió el minado del «genesis block» de Bitcoin.

Cada vez que converso acerca de Bitcoin con alguien que desconoce sobre el tema, una de las principales preguntas que surgen es ¿qué sucederá cuando se emitan los 21 millones de Bitcoins? Éste tema no deja de ser una preocupación para muchos que piensan que Bitcoin simplemente dejará de existir porque ya no se va a producir más.

Vamos por partes…

¿De dónde vienen los nuevos BTC?

Considerando que Bitcoin es una red informática persona a persona (P2P), en la que no existe una autoridad central que determine cuántos BTC se generarán y con qué frecuencia, los desarrolladores de esta criptomoneda se han valido de un algoritmo de consenso que gobierna la cadena de bloques de Bitcoin. Éste no es más que un programa de software que corre indefinidamente y obedece a un cierto número de reglas o condiciones que permiten el funcionamiento de la red de pagos.

La transparente y predecible política monetaria de Bitcoin establece que la oferta o masa monetaria total sea de 21 millones de unidades y que se produzcan nuevos Bitcoins cada 10 minutos a una tasa que decrece geométricamente cada 210 mil bloques, es decir, aproximadamente, cada cuatro años.

Actualmente, el «block reward» es de 12,5 BTC cada diez minutos; el 23 de mayo de 2020, disminuirá a 6,25 BTC. El último Bitcoin se minará en mayo de 2140.

A continuación, podemos observar otros datos interesantes acerca de Bitcoin, los mismos que pueden ser consultados en tiempo real en esta página.

¿Qué es la minería de Bitcoin?

Partiendo de la premisa de que Bitcoin es una red distribuida carente de jerarquía y autoridad, las siguientes preguntas que debemos contestar son:

  • ¿Quiénes son los que realizan el trabajo de procesar, verificar y auditar las transacciones que se registran en la blockchain de Bitcoin?
  • ¿Qué es lo que reciben a cambio de su trabajo?

Pues bien, los que realizamos este trabajo somos los mineros. La minería es una intensa competencia entre hardware especializado por encontrar el siguiente bloque de la cadena de bloques de Bitcoin. Es un proceso productivo en el que se invierten recursos económicos en capacidad computacional que interviene en la auditoría, procesamiento y validación de las transacciones en tiempo real de la red informática de Bitcoin.

El minero recibe un pago o recompensa por su participación. Como mencioné antes, actualmente dicho pago es de 12,5 BTC cada 10 minutos que se reparte proporcionalmente entre todos los mineros que han aportado su capacidad de procesamiento de datos para proponer y descubrir el siguiente bloque de la blockchain. Es usual que los mineros formen parte de grupos más grandes de mineros –llamados «pools»– cuyo objetivo es aportar y unificar su capacidad informática para que sea más probable encontrar el siguiente bloque de la cadena y hacerse del «block reward».

En la segunda parte de este ensayo, seguiremos hablando sobre la minería y qué sucederá cuando se emitan los 21 millones de Bitcoins.

¿Te gustó el artículo? ¡Puedes apoyar a Juan F. Bolaños en Patreon!

Deje un Comentario

Su correo electrónico no será publicado.