Modelos de gobernanza con cadenas de bloques

0

En este artículo, exploraremos la gobernanza y el consenso, debido a su importancia en las cadenas de bloques y las aplicaciones basadas en blockchain.

Puede ser que estemos familiarizados con algunos de los acrónimos que voy a presentar, pero dejemos de lado aquellas definiciones para que podamos estar abiertos a las conclusiones. Esta discusión trata sobre preservar la integridad de blockchain y permitir que florezca incluso cuando se usa en aplicaciones cada vez más complejas.

Las cadenas de bloques toman la tenacidad de los seres humanos y la unen a través de una columna vertebral auto validada, consolidando el progreso en los consensos y creciendo como un ser vivo. Las blockchains toman decisiones y pueden dividirse por diferencias irreconciliables, por lo que se revelan como objetos idealmente gobernables.

Distribuyendo Consensos

Las organizaciones autónomas descentralizadas (DAO, por sus siglas en inglés) son entidades virtuales compuestas por un gran número de actores individuales que trabajan de acuerdo a un conjunto de reglas bien definidas. Estas reglas, a menudo, están organizadas por una amplia estructura social que constituye la ‘gobernanza’.

Bajo este paraguas, las criptomonedas como Bitcoin se perciben inmediatamente como nuevas oportunidades para las DAO y los mecanismos de consenso. Son organizaciones definidas muy estrictamente que simplemente se ocupan de la contabilidad de saldos, pero cumplen con todos los requisitos de la toma de decisiones descentralizadas.

Las redes de pruebas de trabajo tienen un diverso sistema de estructuras económicas y de gobernanza que motivan a las propiedades del protocolo de consenso. La dinámica de la gobernanza de las criptomonedas puede parecerse a la diversidad de la gobernanza soberana, incluyendo a toda la corrupción y el escándalo asociados a ellos. Las consecuencias filosóficas de la gobernanza en el protocolo de criptomonedas dan como resultado una verdad fundamental: todos los protocolos de criptomonedas son subjetivos, ya que dependen del consenso de su gobierno.

Peercoin y las pruebas de participación integran una estructura de gobernanza coherente que se dirige a los usuarios de la moneda y específicamente a los ‘minters’ como los gobernadores. Colectivamente, estos minters tienen un interés en la cadena que no solo los mantiene honestos, sino que también los hace buscar cómo mejorar el protocolo.

Al hacerlo, el cerebro colectivo detrás de la cadena de bloques se alinea con el interés de su propio valor en el mercado y en su supervivencia. Ésto lo ayuda a evitar tendencias autodestructivas que de otra manera podrían ser impuestas por un gobierno cuyas intenciones están desalineadas con el valor intrínseco del sistema blockchain.

Delegando Consensos

A medida que una democracia busca figuras centrales para mitigar las preocupaciones en aumento debido a la descentralización, las organizaciones autónomas descentralizadas delegadas (dDAO, por sus siglas en inglés) eligen líderes para administrar el proceso de consenso distribuido.

Un buen ejemplo de este comportamiento es Dash, que utiliza nodos principales o masternodes para proporcionar un segundo nivel de gobernanza de red que ofrece transacciones anónimas instantáneas que luego son validadas por la blockchain inferior. Estos nodos principales vinculan algunas garantías para demostrar su participación en el sistema.

Las dDAO similares a ésta tienen una organización promovida y más exclusiva, construida en la parte superior de la cadena que realiza tareas consideradas poco prácticas para la plena descentralización del consenso distribuido.

Consenso de acompañamiento

Las empresas autónomas descentralizadas (DAC, por sus siglas en inglés) son redes basadas en el consenso con un propósito específico en su diseño. La blockchain es el medio por el cual se realiza la distribución de votos y dividendos para simular una “acción o participación” sin registrarse con ningún organismo regulador. De esta forma, es autónomo con una red concentrada descentralizada.

Hay diferentes niveles de descentralización usados por distintas DAC. Nu, por ejemplo, fue una implementación inicial de una DAC que podría elegir direcciones para recibir tokens y votar en hash. El consenso distribuido está, por lo tanto, en deuda con el gobernanza de los accionistas mayoritarios.

Como no existen organismos reguladores para contrarrestar la tiranía explícita de la mayoría, se llevan a cabo ataques directos sobre el proceso de consenso como un medio para lograr una ventaja en la votación. El conflicto fundamental entre el partidismo político y la descentralización crea una atmósfera difícil para un consenso seguro e inmutable.

Someterse al Consenso

En lugar de construir una DAC dentro la cadena como lo hizo Nu, otro enfoque es construir sobre una cadena existente sin cambiar el protocolo central. De esta forma, la realidad de la DAC es de hecho una organización degradada —en lugar de promovida— y exclusiva en comparación con la cadena inferior.

El estado natural de esta estructura gubernamental es que la DAC está en deuda con la cadena de bloques DAO, en el sentido de que si el blockchain cambiara su protocolo, el DAC se vería obligado a adaptarse. La contrapresión de la DAC en la DAO a veces puede trastornar la estructura gubernamental, provocando una grave crisis existencial para la red.

Como caso de estudio, podemos mirar a la blockchain de Ethereum. Su primer intento de crear una DAC se llamó “TheDAO” y fue aclamado por su descentralización, porque la gobernanza estaba directamente relacionada con la propiedad compartida. Luego se encontró un error fatal que comprometió gran porción de la blockchain inferior. El mayor efecto a largo plazo que TheDAO tuvo en Ethereum fue aplicar presión política para que los gobernantes ajustaran su protocolo de consenso.

Una minoría de la cadena no aceptó la presión y se metió en su propio proyecto: Ethereum Classic. Si bien esta fracturación de la comunidad por ideales en conflicto puede ser beneficioso en un entorno corporativo, el proceso de consenso distribuido es mucho más seguro para el usuario promedio cuando se evitan tales eventos inestables.

Ignorando el Consenso

Separando la gobernanza corporativa del proceso de consenso, se avanzaría por completo la longevidad y la integridad de las DAC al mejorar su transparencia. Lo ideal es una cadena de bloques inalterable que registre la desaparición de una empresa sin estremecerse. No obstante, un gran paso en esta dirección es proporcionar una estrategia de salida para la empresa en el caso en que el proceso de consenso distribuido se vuelva insostenible.

El agnosticismo de la blockchain se logra al permitir que una empresa transfiera fácilmente su estructura entre diferentes cadenas al codificar inteligentemente transacciones de tokens virtuales en una transacción de criptomoneda genérica.

PeerAssets será un excelente ejemplo de agnosticismo con su capacidad de clonarse en una blockchain como Bitcoin o Litecoin en el caso de que se dé una falla de consenso en su cadena nativa. Al separar por completo la gobernanza de consenso del gobierno corporativo, los protocolos DAC agnósticos de blockchain son transparentes y robustos para la corrupción.

La versión original en inglés se publicó en Blockchain Consultants.

¿Te gustó el artículo? ¡Puedes apoyar a Héctor Ruilova en Patreon!

Deje un Comentario

Su correo electrónico no será publicado.