El efecto dominó de las criptomonedas

0
Las criptomonedas han ocupado activamente los titulares en los últimos meses debido a su aumento de popularidad. A medida que más personas adoptan nuevas formas de transferir valores, todo tipo de mercados se ven afectados. La adopción de la tecnología blockchain y los productos innovadores construidos sobre ella —como criptomonedas, activos digitales y mecanismos similares de intercambio de valores— cambiarán drásticamente la forma en que operamos en nuestra vida cotidiana. Interrumpir la industria financiera ya es un efecto importante de las criptomonedas, pero no es la única industria a la que afectará este fenómeno. Una serie de industrias se están reestructurando y, cada día. se están creando nuevas. Las criptomonedas están teniendo un impacto directo e indirecto en las organizaciones, las personas y los gobiernos de todo el mundo. Tomemos como ejemplo a Ivan Liljeqvist, un desarrollador de software sueco y fundador de Ivan on Tech, un canal de YouTube que informa a los usuarios sobre las criptomonedas e intenta romper la brecha entre el experto y el usuario promedio. Ivan produce videos explicando al usuario promedio las ventajas y desventajas de ciertas criptomonedas y su tecnología subyacente. El canal de Ivan creció de 4.000 a más de 100.000 suscriptores en solo unos meses, un aumento importante (+ 2.500%) y un ejemplo de cómo el efecto dominó de las criptomonedas beneficia no solo a aquellos que tienen el activo digital, sino también a los creadores de contenido mediático. Como creador de contenido de tecnología enfocado en blockchain, criptomonedas y tecnologías similares, puede ayudar a aquellos que quieren participar en el fenómeno de las criptomonedas pero no saben por dónde empezar. Iván ahora viaja por todo el mundo hablando en conferencias sobre la importancia de comprender estas tecnologías disruptivas. Debido a la popularidad de su canal, ahora está explorando nuevas iniciativas y presentando nuevas formas de ayudar a aquellos que desean entender los últimos acontecimientos. La cobertura de los medios es uno de los motivos por los que las criptomonedas han aumentado su popularidad. Cuando se creó Bitcoin en 2009, solo aquellos cercanos al proyecto pudieron participar en la red. La mayoría de la gente no estaba al tanto de su existencia, hasta que recibió la atención de los medios y comenzó a surgir información sobre esta tecnología disruptiva. A medida que el usuario promedio empezó a aprender sobre Bitcoin desde su medio de comunicación preferido, comenzamos a ver un aumento exponencial en el valor de Bitcoin debido a que más entusiastas comenzaron a unirse a la red. Se crearon nuevos intercambios para que las personas cambien sus monedas locales por criptomonedas, y la información comenzó a difundirse en las redes sociales y la prensa. Hoy, la atención se centra en el valor de Bitcoin y las criptomonedas relacionadas. La información que difama y alaba estas tecnologías es noticia en todo el mundo, y los escépticos y amantes comparten sus pensamientos en las redes sociales. Los creadores de contenido deben tener cuidado al publicar información sobre las criptomonedas, ya que hemos visto que éstas podrían tener efectos importantes en un mercado que ya es volátil. Es por esto que la información es crucial cuando se trata de romper la brecha entre el experto y el usuario promedio que intenta ser parte de este fenómeno global. Romper la brecha y ayudar a las personas a unirse a este fenómeno es solo el comienzo; si las criptomonedas están aquí para quedarse, necesitamos asegurarnos de que todos puedan participar. Al tener una comunidad saludable en torno a varias criptomonedas, podemos garantizar que el futuro de estas tecnologías esté en manos de la mayoría de la población mundial. Una vez que todos en el mundo puedan aprovechar estos adelantos, veremos cómo florecen las nuevas empresas y surgen nuevas oportunidades en todas las industrias. De  hecho, ya podemos apreciar que eso está ocurriendo. Las redes descentralizadas como la de Bitcoin pueden ser utilizadas por personas de cualquier parte del mundo para realizar transacciones y se pueden construir aplicaciones descentralizadas sobre Ethereum o EOS para permitir productos más escalables e independientes. No debería ser una sorpresa para todos que estas tecnologías tengan un gran impacto económico en los países en desarrollo, ya que se convierten en la alternativa a un sistema por lo demás contaminado, costoso e ineficiente. En Zimbabue, por ejemplo, Bitcoin se cotiza a precios superiores al promedio, ya que la demanda de la moneda digital es cada vez mayor. También sabemos que es cierto que la descentralización no siempre es necesaria. Por ejemplo, Ripple Labs, una compañía que afirma tener el activo digital más rápido y escalable (XRP) ha estado bajo la mira recientemente debido a la preocupación de que controlen la mayor parte de su activo digital. A pesar de la polémica, compañías como Ripple también cambiarán el mundo dramáticamente ya que permiten contabilidad más rápida en los libros y conectan instituciones financieras de todo el mundo. Esto significaría que los países, que de lo contrario pasarían por varias rutas costosas para enviar dinero a través de las fronteras internacionales, podrán comerciar a un costo más bajo y de manera más eficiente. No existe un talle “tamaño único” en las criptomonedas, ya que los casos de uso de algunas criptomonedas benefician a algunos usuarios más que a otros, pero las opciones están ahí para aquellos que quieran aprovecharlas. Las criptomonedas no solo cambian la forma en que realizamos transacciones, sino también la forma en que almacenamos valor para el largo plazo y cómo hacemos negocios. En el sentido tradicional, por ejemplo, las personas tendrían una cuenta bancaria para almacenar parte de su dinero y las compañías ofrecerían tarjetas para gastos médicos y otros cuentas de ahorro para la jubilación. Todo esto puede cambiar a medida que las personas mueven sus activos a formatos digitales y los almacenan en distintas billeteras distribuidas en varios lugares. Estos cambios ya se observan en los gobiernos de todo el mundo a medida que los países exploran formas de digitalizar su propia moneda. Pronto usted descubrirá que su parquímetro ya no acepta monedas físicas, sino tokens digitales que puede adquirir en línea, por ejemplo. Las pequeñas empresas también pueden optar por realizar transacciones con criptomonedas, ya que podrán hacerlo de forma económica y rápida. No es descabellado pensar que podamos ver en el futuro que empresas tan grandes como Uber sean reemplazadas por organizaciones autónomas descentralizadas que funcionan con contratos inteligentes. Los contratos inteligentes pueden ser programados para realizar muchas de las tareas que realizan las organizaciones tradicionales, pero de manera más eficiente y abierta usando tokens digitales para realizar transacciones. Estos cambios no solo se limitan a un tipo específico de organización o incluso a un país. Pueden resonar en todo el mundo, desde una pequeña empresa de turismo que ofrece recorridos por el río Amazonas hasta nuevas empresas digitales en Silicon Valley o Singapur. Las reformas en la operación de las organizaciones y negocios tradicionales son otro de los efectos dominantes de las criptomonedas. Las tecnologías disruptivas, como blockchain y las criptomonedas, son capaces de reescribir nuestra vida cotidiana. El efecto de las criptomonedas no solo se ve en la industria financiera, sino también en varios mercados de todo el mundo. Las criptomonedas y las tecnologías relacionadas pueden tener efectos directos e indirectos a nivel personal, organizacional y geográfico. Sus efectos pueden llegar a cualquiera: creadores de contenido, pequeñas empresas en el medio de la selva amazónica, e incluso países enteros. Es justamente este amplio espectro de impacto lo que impulsa nuevas empresas y oportunidades. El potencial es aparentemente ilimitado en cómo los mercados estarán siendo reescritos por estas tecnologías. A medida que más personas se den cuenta de su potencial y que los nuevos usuarios puedan participar en las distintas redes, el efecto dominó de las criptomonedas llegará a todos los rincones del mundo. La versión original escrita en inglés por Alexavier Guzman se publicó en Forbes Nota del traductor: Este artículo es parte de una serie de tres traducciones seleccionadas para abarcar el tema del potencial que tienen las criptomonedas para países en desarrollo o desafíos financieros, particularmente India. El siguiente artículo es un análisis de cómo las criptomonedas influirán en una próxima crisis. 

Deje un Comentario

Su correo electrónico no será publicado.