0x Project: el futuro de los intercambios de criptomonedas

0

La fiebre de las criptomonedas que estalló durante los primeros meses de 2017 atrajo a muchos con la promesa de riqueza fácil e inmediata, a través de la compra de criptodivisas que se apreciaban a la velocidad del rayo y dejaban retornos asombrosos. Como todo lo que sube tiene que bajar, luego de alcanzar, en diciembre de 2017, su máximo histórico de 20.000 dólares, Bitcoin empezó a bajar consistentemente de precio en el transcurso de 2018 hasta llegar a su mínimo anual de 5.755 dólares. Durante los últimos días de julio de 2018, su valor ha estado en franca recuperación, rebasando la barrera de los 8.000 dólares.

Este furor ha hecho que millones de usuarios de todo el mundo empiecen a hacer trading en algunas de las plataformas electrónicas de intercambio de criptomonedas como Poloniex, Bittrex, Binance, Bitfinez, Bitstamp, Kraken, entre otras, con el fin de obtener jugosas ganancias en el corto plazo. Al ser plataformas gestionadas centralizadamente existe el riesgo permanente de que sean atacadas por piratas informáticos quienes sustraen montos importantes de criptoactivos que llegan a valer millones de dólares. Probablemente, el caso más famoso es el hackeo al exchange japonés Coincheck donde se robaron 570 millones de dólares en criptodivisas, afectando a 26 mil usuarios.

Frente a las plataformas de intercambio centralizado las cuales representan un fácil objetivo de ataque, están apareciendo alternativas distribuidas que ofrecen mayor seguridad y control sobre sus fondos a sus usuarios como BitShares, OpenLedger, EtherDelta, 0x, NXT, CounterParty DEX, entre otras. En esta oportunidad hablaremos sobre el Proyecto 0x.

¿Qué es un exchange distribuido?

Los intercambios cumplen con una de las funciones más importantes en el criptomundo. Básicamente, actúan como un portal entre las monedas fiduciarias y las criptográficas. Hay dos tipos de intercambios:

  • Monedas fiat a criptográficas y viceversa
  • Criptomonedas a criptomonedas

En el primero caso, por ejemplo, se puede intercambiar monedas fiduciarias —dólares, euros, soles, pesos colombianos, etc.— por criptomonedas —Bitcoin, Ether, Litecoin, Dash, Decred, etc.— y viceversa. Coinbase, Bitfinex, Cex.io y Kraken son algunos ejemplos. En el segundo caso, se intercambian las diferentes criptomonedas entres sí. ShapeShift y Poloniex son casas de cambio de este tipo.

Un intercambio distribuido —DEx, por sus siglas en inglés— es un mercado cambiario que no depende de un servicio de terceros para custodiar los fondos de los clientes. La compra-venta de criptomonedas ocurre directamente entre los usuarios (P2P) a través de un proceso automatizado. Usualmente, estas plataformas funcionan a través de proxy tokens —que representan a una cierta moneda fiduciaria o criptográfica—.

Los usuarios, al depositar sus fondos en uno de estos sistemas, reciben un IOU —documento informal que reconoce una deuda— que puede negociarse libremente dentro de la plataforma. Cuando un usuario solicita el retiro de sus fondos, estos se convierten nuevamente a la criptomoneda originalmente depositada la cual se envía al propietario.

Ventajas de un DEx
  • Mayor seguridad. Como no hay una autoridad central, no hay puntos únicos de fallas o ataques.
  • No existe la posibilidad de que una empresa maliciosa escape con los fondos de todos sus clientes.
    Los DEx, al no tener una jurisdicción definida, no están sujetos a las regulaciones gubernamentales.
El problema de los intercambios centralizados

Echemos un vistazo a algunos de los problemas que afectan a los intercambios centralizados.

1. Vulnerabilidad a los ataques

Los intercambios centralizados siempre serán vulnerables a los asaltos de los piratas informáticos porque representan un solo punto de ataque. Hace dos años, en 2016, la plataforma de intercambio de criptomonedas con sede en Hong Kong, Bitfinex, fue víctima de un robo de 120.000 Bitcoins que, en ese entonces, equivalía a 72 millones de dólares. Debido a este ataque y robo, el precio de Bitcoin cayó un 20%.

2. Mala administración

En su momento, el ataque que sufrió el intercambio Mt. Gox, fue el más grande de la historia de las criptodivisas. Se sustrajeron 500 millones de dólares en Bitcoin. Los problemas que tuvo esta plataforma se resumen en una sola cosa: su pésima administración.

Magic The Gathering Online Exchange (Mt. Gox) es un riesgo sistémico para Bitcoin, una trampa mortal para los traders y un negocio dirigido por ignorantes. – Andreas Antonopoulos

Palabras duras, pero ciertas. Mark Karpelès, dueño de Mt. Gox, era más un programador idealista que un hombre de negocios. Si bien podía codificar, nunca tuvo la perspicacia necesaria para dirigir una empresa. Los resultados están a la vista.

3. Volumen

Los intercambios centralizados no saben cómo lidiar con un aumento repentino en la demanda. El 12 de noviembre de 2017, hubo un incremento repentino de la demanda que la mayoría de las plataformas de intercambio simplemente no pudieron hacer frente. De hecho, Bithumb, uno de los intercambios más grandes del mundo, suspendió su servicio durante 90 minutos, perdiendo un volumen de intercambio de 60.000 Bitcoins.

4. Caprichos del gobierno

Los intercambios centralizados tienen su domicilio fiscal en un determinado país. Esto quiere decir que pueden verse afectados por las políticas gubernamentales que, en muchos casos, representan barreras a la creación e innovación.

0x Project: el futuro de los intercambios de criptomonedas

0x surgió en octubre de 2016. Los cofundadores de esta iniciativa, Will Warren y Amir Bandeali, tenían la visión de que todo tipo de activos, acciones, divisas, metales preciosos, se podían comercializar públicamente en cadenas de bloques, todos ellos representados por un token o ficha.

Esencialmente, 0x es un protocolo abierto y sin fines de lucro que facilita el intercambio de criptoactivos basados en Ethereum. Los desarrolladores pueden usar 0x como una plataforma para construir aplicaciones de intercambio. Para los usuarios finales, 0x es la infraestructura de una amplia variedad de aplicaciones como, por ejemplo, 0x Portal —aplicación distribuida que permite el intercambio de criptodivisas basadas en Ethereum—.

¿Cuáles son las diferencias entre 0x y los intercambios centralizados?
  • 0x es un protocolo de intercambio, no una aplicación de intercambio por sí misma.
  • 0x es distribuido, por tanto, sus usuarios pueden operar con total confianza sin conocerse (trustless, en inglés). No existe una infraestructura central que pueda ser atacada o que esté sujeta a regulaciones gubernamentales.
  • En lugar de ser un sistema patentado, como muchos intercambios centralizados, 0x es una plataforma pública financiada por una comunidad internacional. Si bien el protocolo es gratuito, se pueden desarrollar aplicaciones de intercambio con fines de lucro enfocadas hacia los usuarios finales por encima del protocolo 0x.
La criptomoneda 0x (ZRX)

La criptodivisa nativa de 0x (ZRX) se utiliza de dos formas:

  1. Para resolver el problema de coordinación e impulsar los efectos de red en torno a la liquidez, creando un ciclo de retroalimentación donde los primeros adoptantes del protocolo se benefician de la adopción más amplia.
  2. Para la gobernanza descentralizada. Los participantes del mercado que generan y consumen órdenes de intercambio —makers y takers, respectivamente— usan la criptomoneda 0x para pagar por las tarifas de las trasacciones a los relayers, entidades que almacenan y mantienen los libros que registran públicamente los pedidos. Los tokens ZRX también se emplean para la gobernanza descentralizada de la plataforma a través de un mecanismo de actualización del protocolo 0x que permite reemplazar y mejorar los contratos inteligentes que lo gobiernan con el tiempo, en vista de las constantes actualizaciones que sufre la red de Ethereum. La gobernanza distribuida garantiza que este proceso de actualización sea seguro y minimice la interrupción de la red.
El contrato inteligente de 0x

El contrato inteligente de 0x tiene aproximadamente 100 línea de código, la ejecución de un pedido cuesta alrededor de 90 Gas. Este contrato tiene cuatro componentes principales:

  1. Autenticación de firma
  2. Órdenes completas y parciales
  3. Tiempo de expiración
  4. Cancelación del pedido
  5. Gobernanza del protocolo 0x

Uno de los mayores inconvenientes de Ether Delta, otro DEx, es el tiempo de inactividad durante la actualización del software de Ethereum. Es imposible que se actualice sin causar problemas a sus participantes. 0x tiene como objetivo utilizar su criptomoneda nativa ZRX para actualizarse de forma segura. 0x se puede imaginar como una tubería de contratos inteligentes en el que cada segmento puede sacarse y reemplazarse por uno nuevo sin que el sistema sufra de interrupciones.

La meta del equipo 0x era crear un sistema de gobierno que:

  • Vincule al token ZRX con la votación
  • Tenga una sólida mecánica de gobernanza

Con el fin de crear un sistema en el que todas las partes interesadas estén representadas de manera equitativa, se creó un sistema de gobernanza conformado por tres etapas:

  1. Registro de token administrado por la comunidad: el registro es una referencia oficial en cadena que puede ser utilizado por los participantes para verificar las direcciones de los tokens y los tipos de cambio antes de realizar la operación. Por lo pronto, este registro es gestionado por el equipo de 0x, pero se prevé que la administración será delegada a la comunidad en la tercera fase.
  2. Poder de veto de la comunidad: antes de que el equipo central ceda la gobernanza completamente a los tenedores de ZRX, es necesario que se aseguren de que el sistema es consistente y que funciona “viento en popa”. La forma en que se planea esta transición es mediante el lanzamiento de un sistema en el que el equipo central propone varias actualizaciones y los titulares de ZRX tienen el poder de vetar.
  3. Democracia líquida: esta es la fase final de gobernanza de la plataforma. ¿Cómo funciona?
    • Los usuarios pueden votar por sus políticas directamente.
    • Los usuarios pueden delegar su responsabilidad de voto a otro usuario que puede votar en su representación.
    • Los delegados pueden, a su vez, trasladar su responsabilidad de voto a otro delegado que puede votar en su nombre. Este tipo de delegación se llama «transitividad» —que obra más allá de sí mismo o que es trascendente—.
    • Si un usuario no está de acuerdo con el voto que ha delegado, puede retirar su voto y votar por sí mismo.
    • Esta transición fluida de la democracia directa a la democracia representativa y viceversa se llama «democracia líquida».

En virtud de lo escrito en los párrafos precendentes, no es exagerado ni prematuro comentar que el protocolo 0x podría ser el futuro de los intercambios de criptomonedas. Lo más interesante de 0x es la flexibilidad que proporciona tanto a los desarrolladores como a sus usuarios.

Me gustaría escuchar tus comentarios al respecto del proyecto 0x y de otros similares de los que tengas conocimiento. ¿Qué intercambio de criptomonedas es el que más usas y por qué?

¿Te gustó el artículo? ¡Puedes apoyar a Juan F. Bolaños en Patreon!

Deje un Comentario

Su correo electrónico no será publicado.