Freedium plantea mercado de commodities más justo

0
La aspiración de la mayoría de población mundial —por no decir toda— radica en gozar de libertad. Es así como la innovación y aplicaciones para la vida real de nuevas tecnologías, como blockchain, generalmente ofrecen alternativas de mayor autonomía. Los cofundadores de Freedium, por ejemplo, buscan re-definir la palabra ‘libertad’, otorgándole un entendimiento más extenso: económico, político y social. La iniciativa consiste en realizar transacciones libremente con el resto del mundo de una manera eficiente, rentable y sobretodo transparente. Keiba Keinde, fundador y presidente de Fredium Blockchain Company —con operaciones en Dubai— y Aqil Ahmed, cofundador, socio y miembro de la junta directa de Millennium Finance Corporation proponen el lanzamiento de una criptomoneda estable que se respalda en productos básicos no perecederos  —maní, oro, petróleo, entre otros—. Freedium funcionará en una plataforma transparente, apoyada en herramientas que previenen el blanqueo de capitales (KYC / AML) mediante contratos inteligentes.

Oportunidades más allá de la criptomoneda

Freedium Blockchain Company desarrolla un programa piloto con una de las Zonas Francas líderes del Medio Oriente y el norte de África (MENA). El proyecto cuenta con la experiencia de las mentes que lo lideran, tanto en el mundo financiero como el ámbito de asesoría gubernamental internacional en transacciones millonarias en MENA y Asia. Además, Freedium adquirirá o utilizará almacenes de todo el mundo para almacenar los productos. Existe un diferenciador en esta propuesta y es que, además de emplear la criptomoneda como medio de intercambio, también ayudará a financiar a los comerciantes de los productos básicos. Esto es especialmente importante en África, donde el 50-90% del PIB proviene de este tipo de insumos. Los países en vías de desarrollo, en este caso del continente africano, enfrentan numerosas limitaciones para el desarrollo de un mercado de productos básicos sólido. Keinde enumera y explica algunas de las causas:
La mayoría de los países africanos tienen un sector bancario débil, con menos del 20% de sus poblaciones con cuentas bancarias o acceso al crédito. Además, la mayoría de estos países tienen una moneda volátil débil que dificulta el cambio a dólares y euros. Además de la derogación mundial después de 2008, muchos bancos internacionales cerraron operaciones o dejaron de negociar con los bancos centrales africanos. Esto hace que sea aún más urgente la necesidad de una moneda criptográfica estable respaldada por productos básicos digitalizados.
Se plantea que Freedium ya tenga operaciones activas para el tercer trimestre del presente año y emita su primer token antes de finalizar el 2018. Al mismo tiempo, los cofundadores esperan abrir caminos, puertas y alianzas para conseguir mayor inclusión financiera y un comercio más rentable.

Deje un Comentario

Su correo electrónico no será publicado.