El estado de la minería de criptomonedas, parte III

0

Lea la segunda sección del presente artículo habla de los ASIC secretos de Monero, otros ASIC secretos, la agilidad del fabricante ante la minería. La tercera y última sección explicará sobre las economías de escala, el juego sucio de algunos fabricantes, la poca importancia del chip, el dominio de Bitmain y cerrará con la conclusión.

Economías de escala

Algunas personas ya entienden bien cómo funcionan las economías de escala. Mientras se invierte más dinero, cada dólar es más efectivo. Este efecto se mantiene a lo largo de cada nivel de escala que hemos podido cruzar, incluyendo escalas donde se va de miles de millones de dólares a decenas de miles de millones de dólares.

La manifestación más simple de esto se puede apreciar en las ordenes de volumen. Si se ordena cien mil disipadores térmicos, se obtiene un precio. Si se ordena un millón, se obtiene un mejor precio. A medida que se escala, los precios caen. Este efecto ocurre en casi todas las partes de la industria de hardware y ocurre porque los fabricantes llegan a un punto en el que pueden comprar y dedicar maquinaria a una orden específica, y a su vez mantener esa maquinaria a la máxima eficiencia. A medida que se crece, se gana en especialización y personalización, además de lograr abaratar costos. Es decir, el producto no sólo se hace más barato, sino que se hace mejor.

En algún punto, tiene sentido comprar toda la capacidad productiva del fabricante. Una gran parte del costo de fabricación es pagar por la maquinaria. Los equipos de fabricación que pasen la mitad de su tiempo en desuso tendrán que tener el doble de precio efectivo comparado a los equipos que estén en uso el 100% del tiempo. A medida que se incrementan los plazos y los volúmenes de las ordenes, es posible tener maquinaria dedicada sin pausa a un tipo de producción, lo que reduce sustancialmente los costos.

De forma semejante, alguien tiene que fabricar esos equipos. Si se escala hasta el punto en que se ordenara continuamente cierto tipo específico de maquinaria, el fabricante puede dedicar líneas de producción abiertas para esa demanda y mantener su propio equipo funcionando el 100% del tiempo. Por lo tanto, ahora el equipo usado para fabricar los chips se está haciendo más barato además de estar en uso todo el tiempo.

Y ese es sólo el inicio. A cada paso, cada proveedor, fabricante, etc. estará aproximándose a los márgenes de ganancia, típicamente en el rango del 30% dependiendo de qué tan cruciales sean las órdenes para ellos. Si se tiene suficiente dinero, se puede empezar a engranar una integración vertical, reduciendo los márgenes de los proveedores al comprar sus empresas o al crear una operación sin espacio para márgenes.

El hardware tiene un sinnúmero de pasos en su proceso. Primero está la adquisición de la materia prima como hierro y petróleo, luego el refinamiento de esos materiales y después la fabricación en partes que pueden ser vendidas para productos más generales. Estas partes bases tienen un tiempo de producción de seis meses o más, por lo que los proveedores suelen tener grandes depósitos de estas partes para poder proveer a sus clientes en tiempos más cortos.

Cada paso incluye a un intermediario y una porción de ineficiencia, especialmente porque cada paso es orientado hacia partes de uso general, en lugar de un producto específico. Si se tiene un producto específico con el suficiente volumen por escala para justificar una cadena de suministro dedicada a éste, se reducirán los costos, se reducirán los tiempos de espera, se mejorará la calidad y desempeño del producto y se estará delante de cualquier productor que no haya alcanzado ese nivel de la escala.

Por poner un ejemplo básico, me parece que cada vez que se multiplica por 10 la cantidad de dinero que invierte, se puede ahorrar un 30% por cada parte. Es decir que, si se invierten USD$100 millones, tal vez se pueda vender cada unidad por USD$500. Pero si se invierte USD$1.000 millones, se puede reducir ese precio a USD$350 por minero sólo por haber tenido más dinero para invertir. Y si se salta a 10 mil millones, el precio de cada unidad se reduce a USD$245.

Las máquinas mineras entonces no sólo son más baratas, sino que se han vuelto más personalizadas y de mayor desempeño. No se construye solo una fosa para el dinero, sino que también se construye una fosa para calidad.

El juego sucio

Cuando empezamos con Obelisk, tuvimos numerosas advertencias de fuentes distintas sobre el juego sucio de Bitmain y que, si intentáramos producir en China, se nos detendría.

Con eso en mente, les comentamos el asunto a todos con quienes trabajábamos y procedimos con mucha cautela con un fabricante estadounidense que tiene una fábrica en China. Esta posibilidad era atractiva porque los precios eran casi de la mitad de lo que hubiéramos tenido que pagar en una fábrica en Estados Unidos y la fabricación era uno de los rubros más grandes.

Hicimos todo lo que pudimos para mantener a este fabricante desconectado de Obelisk y procuramos que su nombre no esté en nuestra página web ni en cualquier dato público. Fuimos muy cuidadosos de a quién le dimos el nombre del fabricante en privado. Tuvimos a una entidad separada donde pudimos para realizar las órdenes.

Cuando ya era imposible hablar con cualquier otro fabricante, en un viernes por la noche luego de horas de oficina, nuestro fabricante se comunicó con nosotros y nos dijo sin la más mínima advertencia previa o ninguna explicación razonable, que no serían capaces de producir para nosotros. Como nos habían dicho, nuestro intento de producir en China se daba de bruces con el piso. Estimamos que este percance nos costó más de USD$2 millones.

No tenemos ninguna evidencia de que Bitmain haya estado involucrado de ninguna manera. Otras compañías se han comunicado con nosotros y nos han confirmado que ellos también han tenido inconvenientes semejantes, pero ellos tampoco tienen ninguna prueba que vincule a Bitmain. La verdad, no estaba seguro si incluir este acápite en este artículo, porque, a diferencia de todos los otros temas que he incluido, no tenemos nada más que una serie de advertencias que terminaron siendo correctas.

Sin embargo, está bien establecido que Bitmain juega sucio en la industria. Se nos ha sugerido de todos los lados que ellos han metido y seguirán metiendo la mano en nuestra cadena de suministros para asegurarse de que no tengamos éxito y que hacen lo mismo con todos sus competidores.

Granjas de minería

Las granjas de minería son quizá el único ámbito donde los grandes fabricantes y las economías de escala no son dominantes. Los buenos contratos de electricidad tienden a venir en paquetes pequeños, tienden a estar distribuidos alrededor del mundo y tienden a ser difíciles de encontrar −cada uno sus circunstancias únicas−.

Es difícil para las compañías grandes crear un sistema para encontrar bajos costos de electricidad en el mundo. En lugar de eso, los centros de información y la energía más barata suelen estar en manos de pequeños grupos que no controlan individualmente grandes tasas de hash u ocupan mucha electricidad.

Por lo que he sido capaz de identificar, la granja de minería profesional promedio está pagando entre 4 a 6 centavos por electricidad, a eso se le suman entre 3 a 6 centavos por gestión y mantenimiento. Un precio total de USD$50 por kilovatio por mes es probablemente la media para granjas de minería de gran escala. A medida que las técnicas mejoran y la industria crece, esperamos que este número baje a USD$35 por kilovatio al mes (incluyendo mantenimiento, tierra, impuestos, etc.) durante 2019 y 2020. No creemos que nadie pagando más de USD$80 por kilovatio al mes será capaz de mantenerse competitivo, a menos que el precio de las criptomonedas crezca rápidamente a lo largo de este año.

El top 20% de los mineros parece que ya está por debajo de los USD$35, de lo que hemos podido recabar, y el top 5% está debajo de los USD$20. Basado en mis cálculos, si el precio de Bitcoin fuera a caer sustancialmente, estas operaciones podrían seguir a flote y cualquiera pagando más de USD$50 estaría obligado a cerrar sus instalaciones.

Es muy difícil saber en dónde se encuentra Bitmain, pero basándonos en todo lo que se ha visto, estimamos que Bitmain está alrededor de USD$30. Esto significa que trabajan con precios menores a la media, pero en ningún sentido están dentro del rango más alto.

El chip no es lo importante

La mayoría de emprendimientos de minería parece concentrarse demasiado alrededor del chip. De lo que hemos visto, el chip es menos de la mitad de la historia. Entonces, el chip es importante (perdón por el título del acápite), pero si lo único que se tiene es el mejor chip del mundo, no se puede ser un fabricante competitivo.

Como minero, la meta al final del día es hacer la mayor cantidad de hashes con la menor cantidad de dinero posible. Un chip más rápido significa que se necesita menos dinero o electricidad para alcanzar la tasa del hash. Pero no se invierte sólo en energía y chips. Se invierte en PCB, en controladores, en puertos de ethernet, en suministros y manejo de energía, en ventiladores, en carcazas, en repisas para el centro informático, etc.

Al final del día, el chip es sólo una parte de una ecuación para minar exitosamente. Si no se ve la imagen completa, se va a terminar con un chip que va a terminar por gastar todos los fondos. Esta es una de las cosas que mató a Butterfly Labs, porque diseñaron un chip de alto desempeño que generaba cientos de watts en calor.

Para comparación, los chips de Bitmain generan típicamente 6 watts cada uno. Donde Bitmain podía poner un bosque de disipadores térmicos, Butterfly Labs tuvo que luchar con sistemas de enfriamiento caros, poco confiables y de última tecnología. Al final, esto significó que su chip, que era más un productor de energía, llegó tarde al mercado y era demasiado caro para ser operado.

Bitmain es impresionante

La gente suele subestimar a Bitmain. Sí, es cierto que ellos tienen la mayoría del dinero y, sí, ellos dominan por sus economías de escala. Pero también dominan porque ellos tienen el mejor tiempo de respuesta al mercado que ninguna otra compañía.

Dominan porque tienen a los mejores desarrolladores de chips en el campo de las criptomonedas. Dominan porque han innovado en una docena de lugares para reducir sus costos y cortar con ineficiencias que la mayoría de la gente ni siquiera conoce. Contratan a la mejor gente y le pagan bien. Y, trabajan duro para asegurarse que, con cada iteración, son ellos quienes están en el primer lugar.

No me queda mucho más que decir aquí. Creo que mucha gente subestima a Bitmain o asume que porque juegan sucio no serían capaces de mantener su lugar en el mercado si dejaran de jugar sucio. Pero eso no es cierto.

Si juegan sucio es porque es otra forma de optimizar su negocio y porque saben que pueden salirse con la suya. Todo lo demás que hace está altamente optimizado. Si queremos entender la minería, tenemos que apreciar que la entidad que controla la mayoría de la minería hoy en día es una entidad impresionante, altamente calificada y muy bien refinada.

Conclusión

La mayor conclusión de todo esto es que la minería es para grandes partidos. Mientras más dinero gastas, más ventajas tienes y no hay una manera fácil de cambiar la ecuación. Al menos con el consenso tradicional de Nakamoto, el panorama sugiere que una entidad grande que producirá y controlará la mayoría de la tasa de hash. En el mejor de los casos, se podría llegar a una situación donde haya 2 o 3 fabricantes que tengan tamaños semejantes.

Pero no veo en ningún momento de las próximas décadas donde exista una situación en la que muchas compañías fabricantes estén produciendo mineros relativamente competitivos. La fabricación lleva inherentemente a la centralización y ocurre a través de muchos vectores diferentes.

A pesar de que eso es una noticia desalentadora, no es el final del mundo para Bitcoin u otra moneda que haya probado funcionar. La descentralización de la tasa de hash es algo que vale la pena, pero existe un vasto número de otros incentivos y mecanismos en juego que mantienen al monopolio de los fabricantes a raya. Un gran ejemplo es la situación Bitcoin/segwit2x. Más del 80% de la tasa de hash estuvo abiertamente a favor de activar el Segwit2x y a pesar de eso la moción no pasó.

Del mismo modo, existen muchas otras herramientas disponibles para desarrolladores y comunidades de criptomonedas para manejar bases hostiles de tasas de hash, incluyendo los hardfork y las separaciones de comunidades. Los dueños de la tasa de hash lo saben y, como resultado, son cuidadosos de no hacer nada que pudiera causar una revuelta o amenazar su sano flujo de ganancias.

Y ahora que sabemos esperar una tasa de hash altamente centralizada, podemos continuar como desarrolladores e inventores trabajando en estructuras y planes que serán seguros, incluso cuando toda la tasa de hash está almacenada en un número pequeño de lugares.

David Vorick, autor de este artículo, es el desarrollador en jefe de Sia, una plataforma de blockchain basada en la nube. Hace más o menos un año, Vorick y algunos miembros del equipo de Sia empezaron Obelisk, una compañía de producción de Circuitos Integrados de Aplicación Específica (ASIC) para criptomonedas. Los primeros ASIC saldrán al mercado en alrededor de 8 semanas. Este artículo recopila el camino que Vorick y su equipo experimentó con Obelisk, el cual les otorgó un gran entendimiento sobre el mundo de la minería en las criptomonedas.

La versión original en inglés se publicó en Sia Blog. Las imágenes fueron tomadas del artículo original. 

¿Te gustó el artículo? ¡Puedes apoyar a Daniel Hidrobo en Patreon!

Deje un Comentario

Su correo electrónico no será publicado.