La importancia de leer un “white paper” antes de invertir en una criptomoneda o ICO

0

Ahora que las inversiones en el universo cripto están de moda y que ha habido una espectacular oleada de ofertas con grandes propuestas de valor y, del mismo modo, fraudes a todas luces –que prometen hacerte millonario del día a la noche– y otros no tan obvios, es muy importante que aprendas a distinguir entre propuestas confiables y las que no lo son.

Antes de que decidas invertir y arriesgar tu dinero en una nueva criptomoneda o ICO, es muy importante que leas con mucha atención su “white paper”Este buen hábito puede evitarte dolores de cabeza en el futuro por haber entregado tu dinero a un emprendimiento que no tenía pies ni cabeza. Una de las máximas de un buen inversionista es conocer con precisión todo lo relacionado con sus inversiones, precisamente para minimizar el riesgo de pérdidas.

¿No sabes de lo que se trata un “white paper”? Aquí te lo explico.

Un “white paper” o libro blanco es una guía que informa a los lectores de forma detallada sobre un tema complejo. Refleja la visión, objetivos, filosofía o ideología del creador o desarrollador de un proyecto determinado. Está destinado a ayudar a los lectores a comprender un problema, resolver un problema o tomar una decisión.

El término “white paper” era utilizado en el contexto gubernamental –originado en la Inglaterra de Winston Churchill–. Sin embargo, desde la década de 1990 ha tomado importancia en el mundo de los negocios, siendo una útil herramienta de marketing destinada a persuadir a clientes, analistas, inversionistas, periodistas con el objetivo de promocionar o promover un producto o un punto de vista.

Específicamente, en el mundo de las criptomonedas y blockchain, es un documento técnico preparado por el equipo creador o desarrollador de una criptomoneda o ICO antes de ser lanzados al público.

Un “white paper” explica todo lo que se necesita saber sobre la propuesta de valor incluyendo detalles comerciales, tecnológicos y financieros en un idioma que puede ser entendido por alguien que no es un experto en el tema.

¿Cuál es el objetivo de un “white paper”?

Ante todo es un documento de marketing que, al igual que un tríptico o un panfleto, existe para vender, pero lo hace de una manera diferente:

  1. Define las reglas del juego –las tuyas y del cliente, o de ambos
  2. Identifica y propone una estrategia para lograr el éxito
  3. Posiciona al cliente –ya sea implícita o explícitamente– como un participante relevante de esa estrategia

¿Cuáles son las partes clave de un “white paper” y cómo está organizado?

Un libro blanco debe tener entre seis y diez páginas con, aproximadamente, 400 palabras por página. Consiste de nueve secciones clave:

1. Título

Algo más que obvio que no requiere de explicación.

2. Introducción

Tiene como propósito ofrecer un preámbulo del tema que se va a tratar. Resume los puntos principales que serán tratados en el documento y explica los antecedentes importantes de la propuesta. El objetivo de una introducción es que el lector pueda hacerse una idea sobre el contenido del texto, su enfoque y sus alcances, antes de comenzar la lectura propiamente dicha.

3. Ubicación geográfica del creador, desarrollador o promotor

Información fundamental para conocer las normas y protecciones legales que se otorgan a los inversionistas. Del mismo modo, brinda al inversionista la posibilidad de contactarse con autoridades públicas competentes en caso de fraude, robo o pérdida. En este apartado, debe constar una o varias direcciones geográficas verificables.

4. Propuesta de valor –problema a resolver y solución tecnológica–

Esta parte debe incluir la descripción del problema tecnológico y su solución. En la medida de lo posible, es ideal que la solución tecnológica esté sujeta a un sistema de validación y auditoría realizada por terceros quienes confirmen que la solución cumple con principios sólidos de matemática e ingeniería. Del mismo modo, con el fin de generar confianza en los inversionistas, se recomienda que el código fuente se publique es un repositorio de código público como Github.

5. Descripción del “token”

Descripción del uso previsto de las monedas emitidas en la oferta, su cantidad, cuándo y si los fundadores o asesores tendrán en su poder monedas de reserva y cómo pueden optar por liquidarlas (incluyendo si existen restricciones en su capacidad de venta). Asimismo, informar lo que reciben los titulares de derechos legales de los tokens.

6. Gobernanza de la cadena de bloques –blockchain–

Debe ser revelado el mecanismo de consenso –PoW o PoS, por ejemplo– utilizado para la gobernanza de la cadena de bloques, adicionalmente, una visión general de cómo las decisiones de gobernanza y otras decisiones que afectan a la red –actualizaciones de software, por ejemplo– serán coordinadas entre los diversos actores interesados: desarrolladores, usuarios y mineros.

7. Aptitudes del equipo de trabajo

Con el objetivo de brindar confianza a los usuarios e inversionistas, es importante que los fundadores del proyecto proporcionen información detallada sobre el equipo de trabajo involucrado: aptitudes, experiencia laboral, ejemplos de su trabajo previo, habilidades y otros atributos relevantes.

8. Factores de riesgo

Los poseedores de los tokens emitidos deben ser alertados acerca de los riesgos que su posesión representa: posibles cambios en la industria, vulnerabilidad a la piratería informática, pérdida de datos, cuestiones legales sobre privacidad y portabilidad, etc.

9. Conclusión

Breve resumen de los puntos principales abordados en el trabajo, se exponen los resultados y se destacan los hallazgos más importantes. Debe ser breve, eficaz y concisa. El objetivo de una buena conclusión es que un lector interesado en el tema pueda leerla y formarse una idea de los alcances del trabajo y decidir si le interesa o no el texto.

Ejemplos de “white papers”

Sugiero la lectura –si no lo has hecho– de los “white papers” de los proyectos más interesantes y disruptivos del mundo cripto. Sin duda alguna el de bitcoin no puede faltar, ya que de aquel han surgido la gran mayoría de las nuevas propuestas.

Ahora que ya conoces lo básico acerca de un “white paper” puedes dar el siguiente paso: invertir en esa nueva criptomoneda o ICO que tanto te llama la atención. Si el proyecto carece de un “white paper” o si lo tiene, pero no está bien estructurado y claro, es mejor que decidas NO invertir en ella.

Siempre que tengas la intención de arriesgar tu dinero en alguna de estas fabulosas aventuras es imprescindible que, antes de hacerlo, conozcas los detalles de la propuesta de valor, así como quiénes están detrás del proyecto en desarrollo. Solo de este modo, evitarás sorpresas desagradables.

¿Te gustó el artículo? ¡Puedes apoyar a Juan Francisco Bolaños en Patreon!

Deje un Comentario

Su correo electrónico no será publicado.